viernes, 14 de septiembre de 2012

[Noticias Mexicanas] Guerra del Narco | El Blog del Narco - Mundo narco

Guerra del Narco | El Blog del Narco - Mundo narco


El nuevo líder del C.D.G.: Mario Armando Ramírez Treviño alias El X-20

Posted: 13 Sep 2012 09:35 PM PDT

Mario Armando Ramírez Treviño
¿Quién será el nuevo líder del Cártel del Golfo?, es una pregunta que muchos todavía se hacen, esto tras la captura de Jorge Eduardo Costilla Sánchez mejor conocido como El Coss y máximo líder del C.D.G., sin embargo un nombre saltó de inmediato, tratándose de Mario Armando Ramírez Treviño alias El X-20, quien dicen es el nuevo jefe del grupo delictivo.


El X-20 también conocido como Mario Pelón o simplemente Pelón, es identificado como el nuevo líder del Cártel del Golfo tras la detención de El Coss. Mario Armando Ramírez Treviño lleva años perteneciendo a la organización del C.D.G., sin embargo su nombre no se había escuchado tanto como hasta ahora.

Aunque muchos pensaron que el Cártel del Golfo había muerto con la detención de El Coss, las nuevas noticias señalan que el grupo delictivo sigue fuerte y claro, estando presente en su cuna: el estado de Tamaulipas.

Las autoridades mexicanas presumieron de alguna forma que con la detención de El Coss el C.D.G. había quedado sepultado, sin embargo informes confiables indican que El X-20 es el nuevo líder.

El X-20 ha sido cabeza en la guerra que enfrenta el C.D.G. desde hace varios años con el grupo delictivo de Los Zetas. Esta pelea intensa ha provocado muchas muertes, sin duda una ola de violencia que no solo ha azotado a Tamaulipas, ya que en muchas partes de México estos enfrentamientos se han hecho presentes, principalmente en Nuevo León y Coahuila, plazas de oro para el narcotráfico.

Hace apenas unas semanas se vivieron horas violentas en el estado de Nuevo León, llamando a la acción como una especie de limpia, ya que en varias ejecuciones se pudieron observar narcopintas o narcomensajes, donde firmaba El Comandante X-20, quien decía que ya estaba presente en ese estado.

Ramírez Treviño es buscado por autoridades de Estados Unidos, quienes ofrecen una recompensa de 5 millones de dólares por información que lleve a su captura.

Sin embargo, desde la tarde de este jueves por redes sociales ha comenzado un rumor que minuto a minuto es más fuerte, informando que la SEMAR ya capturó el día de hoy a Mario Armando Ramírez Treviño, también en Tamaulipas.

Ante los rumores de la posible captura del nuevo líder del Cártel del Golfo solo resta esperar, si la versión se confirma nuevamente el C.D.G. quedaría sin líder, aunque esto implicaría que dicha organización llegara a un trato nuevo con el Cártel de Sinaloa, para terminar con Los Zetas en Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, que si bien ya había una alianza ahora sería un respaldo total.

Sicarios "practican sus ejecuciones" con animales

Posted: 13 Sep 2012 07:46 PM PDT

 Sicarios "practican sus ejecuciones" con animales - Video

http://www.youtube.com/watch?v=5_ffH8gIzmE&feature=youtu.be

Los hermanos Cárdenas Guillén: De narcomenudistas a capos

Posted: 13 Sep 2012 07:36 PM PDT

Los hermanos Mario, Antonio Ezequiel, Homero y el más joven de todos, Osiel, traicionaron y fueron traicionados. Los cuatro hijos varones de Enrique Cárdenas y Manuela Guillén nacieron en la década de los sesenta en El Caracol.
Una ranchería con solares algo yermos y arbustos verdigrises donde el destino previsible de los hombres era trabajar alrededor del sorgo, y el de las mujeres procrear. O renunciar a esa vida e irse a la franja fronteriza con Estados Unidos.

Osiel Cárdenas Guillén nació la medianoche del 17 de mayo de 1967. Tres semanas después, cuando fueron con el oficial mayor Eduardo M. González, sus familiares dijeron al funcionario del Registro Civil que el pequeño había nacido la madrugada del 18 de mayo y así fue como quedó en su acta de nacimiento.

Durante su infancia, al igual que sus hermanos, Osiel visitaba una maltrecha construcción a la cual llamaban "Escuela primaria", allí aprendió a leer y a escribir. Al igual que sus hermanos, en cuanto pudo dejó el rancho.

A los 12 años, en enero de 1980, llegó a Matamoros. Su hermana Lilia vivía en la ciudad y le dio alojamiento. Osiel empezó a hacer mandados en casas y comercios del centro de la ciudad, hasta que un año después consiguió trabajo como mesero en el restaurante El Mexicano. Saliendo de ahí se iba a la secundaria nocturna, que algunos de sus compañeros pensaban se trataba del nombre de una cantina de la zona roja. Osiel no acabó sus estudios en esa escuela pública, ubicada en la intersección de las calles Cuarta y González del centro de Matamoros, la cual fue rebautizada después con el nombre de Colegio San Juan.

Cuando tenía alrededor de 17 años, el más grande de sus hermanos, Mario, lo ayudó a que pusiera un taller mecánico; pero también lo introdujo en un negocio entonces incipiente y lucrativo: la venta de grapas de cocaína. Mario había pasado de ser un pequeño vendedor de droga a tener un par de hombres trabajando para él. El taller de Osiel, montado en la calle 14, a unas manzanas de la sede de la presidencia municipal, se convirtió no sólo en su hogar, sino también en el centro de operaciones del narcomenudeo de los hermanos. Mario era gerente del micronegocio, Ezequiel compraba el producto, Homero sondeaba la exportación a Estados Unidos y el más chico comercializaba la mercancía en las calles de la ciudad. Cultivar sorgo en el rancho El Caracol había quedado atrás por completo. Por esas fechas Osiel conoció a una obrera de la maquila, Celia Salinas Aguilar, y se enamoró de ella. Luego se casaron.

El 16 de febrero de 1989, Osiel fue detenido, acusado de homicidio y daños en propiedad ajena. Al día siguiente fue dejado en libertad tras pactar con agentes de la Policía Judicial Federal, con quienes a partir de ese momento debió repartir los dividendos del "taller". La siguiente detención ocurrió el siete de marzo de 1990 y, al igual que la primera, duró apenas unas horas: de tiempo en tiempo Osiel era llamado a rendir cuentas sobre el negocio que, gracias a los contactos de los hermanos Cárdenas Guillén con hombres del nivel de José de la Rosa —cercano al capo del momento, Juan García Ábrego—, iba en crecimiento. Para entonces, los hermanos ya habían decidido incursionar en la exportación de droga al país vecino. El 27 de agosto de 1992 Osiel pasó a Estados Unidos dos kilogramos de cocaína que le habían pedido unos compradores estadunidenses. A pocos metros de llegar al restaurante de Browsnville, Texas, donde se haría la transacción, fue detenido y enviado a la cárcel local. En ese momento Osiel contaba con 25 años de edad.

Pero la firma del Tratado de Libre Comercio entre Canadá, Estados Unidos y México tuvo repercusión también en las políticas carcelarias, y el dos de enero de 1994 Osiel y varios presos mexicanos fueron trasladados de cárceles estadunidenses a prisiones mexicanas. Osiel llegó a Santa Adelaida, donde el director, Rolando Gómez Garza, tenía arreglos con su hermano Mario. La cárcel se volvió el sitio ideal para renovar su carrera en el negocio de las drogas: allí estableció contactos con otros traficantes, e incluso dentro del reclusorio organizó un área donde se hacian adaptaciones a los automóviles para ocultar paquetes de droga y burlarar la vigilancia de la frontera.

El 13 de abril de 1995 Osiel salió de la prisión convertido en un hombre de negocios. Su fama aumentó en el noreste del país, regido en ese momento por una sola organización: el cártel del Golfo. Osiel medía un metro con 70 centímetros y usaba bigote.Cuando volvió a las calles de Matamoros, Juan García Ábrego se encontraba debilitado y bajo un asedio gubernamental que concluyó el 14 de enero de 1996, cuando fue detenido en una de sus fincas en Benito Juárez, Nuevo León. La lucha por la sucesión se desató entonces: Gilberto García Mena, operador del cártel en Miguel Alemán, y Baldomero Medina Garza, quien se encargaba de transportar la droga y era apodado El señor de los trailers, se la disputaron. Pero uno de los operadores de García Abrego, Salvador Gómez, fue quien asumió el control, para lo cual se alió con los hermanos Cárdenas Guillén.

Gracias a esta sociedad, en 1997 Osiel empezó a viajar con regularidad a la Ciudad de México para celebrar reuniones de negocios con proveedores de Colombia —como Gustavo Adolfo Logoño—, o miembros de la red de transportistas del sur de México.

Por esos años Osiel se relacionó con Hilda Flores González, esposa del director del penal de Santa Adelaida, quien lo recibió como rey en 1994, cuando fue trasladado desde la cárcel de Brownsville. La disputa por la mujer acabó con la orden de matar a su antiguo aliado y amigo. Osiel también llevaba una relación con Liliana Dávila, cajera de un banco, que estuvo unos meses presa por fraude empresarial. El capo se hizo un implante de pelo y pidió que su guardarropa se llenara con prendas de la exclusiva tienda Hemisfere, de la plaza San Agustín, en San Pedro Garza García, Nuevo León.

A la sombra de Salvador Gómez aprendió los códigos del negocio. Consiguió también el respaldo de Juan Nepomuceno Guerra, tío de García Ábrego, quien fundó el cártel del Golfo y que, pese a su vejez, seguía teniendo influencia en la región. Fue en 1998 que su hermano Mario fue detenido y encarcelado en el penal de Santa Adelaida, y en Tamaulipas Osiel fue interceptado, junto con Salvador Gómez y Manuel Alquicires García, por el Ejército. Los tres fueron enviados a la Ciudad de México, donde permanecieron arraigados en una mansión incautada al Güero Palma; pero, luego de unas semanas, consiguieron corromper a los agentes que los custodiaban, y el 24 de agosto de 1998 salieron de allí caminando, de regreso a Tamaulipas.

Los hermanos Cárdenas Guillén decidieron quedarse con todo el negocio y deshacerse de su socio, Salvador Gómez, a quien Osiel criticó por descuidar su vigilancia personal y poner en riesgo el negocio. Osiel ordenó matar a Gómez poco tiempo después. A partir de entonces Osiel sería apodado El Mata amigos, y para su protección nacieron Los Zetas, encargados de cuidar la vida del nuevo capo del cártel del Golfo y de reforzar su ley. Como se dice: había que afilar el cuchillo por los dos lados.

Bajo la dirección de Osiel, los Cárdenas Guillén diseñaron una auténtica empresa. Nada quedaba ya del pequeño "taller mecánico". Los hermanos repartían su cocaína a pequeños vendedores con créditos de hasta tres mil pesos; éstos, además, tenían un sueldo inicial de 200 dólares semanales que aumentaba conforme pasaban los meses. Sus escoltas personales recibían mil dólares por semana.

Para las primeras compras de cocaína colombiana Osiel organizó "pollas" entre otros operadores del narco, como Gilberto García Mena e, incluso, se dice que entre empresarios de la economía legal, quienes daban 100 mil dólares de financiamiento a los hermanos Cárdenas Guillén y al mes siguiente recibían el triple. Tras reunir el dinero lo llevaban a Coatzacoalcos, Veracruz, en aquellos años el punto de encuentro con los intermediarios colombianos. La mercancía llegaba por Quintana Roo y de allí iba a Michoacán, donde era revendida, o bien a Veracruz, donde la recibían emisarios de Osiel para transportarla en avionetas, en embarcaciones que recorrían el Golfo o en pipas de gas camufladas. Ya en la frontera, algunos de los cargamentos eran guardados en la cárcel de Santa Adelaida por Mario. Luego Ezequiel los hacía cruzar a Estados Unidos, donde eran recibidos por Homero, encargado de su transportación en ese país. Así, los hermanos Cárdenas Guillén se fueron convirtiéndose unas criaturas míticas del mundo narco.

El seis de noviembre de 1999 Los Zetas detectaron a dos estadunienses agentes de la DEA y a un informante mexicano, quienes merodeaban cerca de unas bodegas de armamento del cártel. Los tres fueron capturados y, a punto de ser asesinados, uno de ellos le advirtió a Osiel que si los mataba provocaría una gran persecución en su contra, tal y como le sucedió al capo sinaloense Rafael Caro Quintero tras el asesinato del agente Enrique Camarena Salazar en los años ochenta. Osiel les perdonó la vida, pero les advirtió que si volvía a verlos en Matamoros los mataría.

Para ese entonces Osiel pasaba poco tiempo en Tamaulipas. Solía estar en el DF, en una mansión ubicada en el número nueve de la calle Tejocotes, en la colonia Bosques de Las Lomas, o bien en Las Amarillas, un rancho de China, Nuevo León, donde había instructores kaibiles preparando a nuevos Zetas. También pasaba temporadas en La Tremendina, un rancho de Tomatlán, Jalisco. Su esposa Celia y sus tres hijos residían por entonces en San Pedro Garza García, Nuevo León.

Había otras casas suyas en Nuevo León, sobre todo en la colonia Contry, del municipio de Guadalupe. Solía presentarse como un importante proveedor de Pemex, y como prueba de su bonanza llevaba los dedos anillados. Asumía la identidad de Ricardo Garza, con la cual conoció y cortejó a Andrea Posadas, una estudiante colombiana del Tec de Monterrey, quien en 2000 fue retenida por la policía cuando estaba por dejar el país.

En 2001 Gilberto García Mena fue detenido en Guardados de Abajo, Tamaulipas. El Chapo Guzmán, recién fugado del penal de Puente Grande, había acordado con el cártel de Juárez declarar la guerra a los hermanos Cárdenas Guillén para quedarse con la zona noreste. Las escaramuzas llevaron a que algunos operadores cercanos a Osiel decidieran traicionarlo, y el 14 de marzo de 2003 fue apresado. Entonces su hermano Mario fue reubicado de la cárcel de Matamoros y Homero estuvo convaleciente de una enfermedad. El único que quedó libre y en funciones fue Antonio Ezequiel, apodado Tony Tormenta.

Desde Almoloya Osiel pudo seguir controlando al cártel del Golfo gracias la enorme fortuna que aún poseía y a la lealtad de Los Zetas. Se alió con los Arellano Félix, y emprendió con ellos una campaña para obtener mayores libertades bajo la fachada de una denuncia por las pésimas condiciones carcelarias del centro penitenciario de máxima seguridad. La estrategia de Osiel abarcó desplegados en diarios nacionales, protestas en la Cámara de Diputados, el envío de juguetes a niños del norte del país y el financiamiento de organizaciones defensoras de derechos humanos.

En una de sus cartas Osiel puntualizó sus órdenes:

1) construir una guardería tipo Jungle Gym afuera de Almoloya; 2) médico para todos los internos de la misma empresa según sus necesidades (...); 3) buscar a un ex militar abogado y contratarlo en el buffet como licenciado (...); 4) conseguir todos los libros, manuales, leyes, derechos humanos, servicios militares y sacarles copias como prueba (...) sirve para atraer con sus mismas leyes. La mayoría de todos fuimos detenidos por militares; 5) solicitar los folletos de derechos humanos internacional; 6) solicitar los trípticos de derechos humanos en México; 7) reglamento nuevo del Cereso, diario oficial de la federación 15 de enero de 2004.

El liderazgo de Osiel acabó cuando recién llegado a la Presidencia de la República, Felipe Calderón concedió su extradición a Estados Unidos el 19 de enero de 2007. Osiel consiguió una sentencia de 20 años a cambio de delatar a sus viejos aliados y guardaespaldas. Entonces Ezequiel asumió el control del cártel, del que mantuvo el mando hasta su muerte, el  viernes cinco de noviembre del 2010, cuando cayó emboscado en Matamoros.

Tras perder el respaldo de Los Zetas, quienes conformaron su propio cártel haciéndoles la guerra a los hermanos Cárdenas Guillén, el futuro del cártel del Golfo se ha visto incierto. Pero no tanto como la extrema violencia que ha asolado a la región desde que los capos decidieron hacer su propia revolución a partir de un pequeño taller mecánico en Matamoros, Tamaulipas.

Captura de El Coss no acaba con el Cártel del Golfo

Posted: 13 Sep 2012 06:09 PM PDT

La detención de José Eduardo Costilla Sánchez "El Coss", por parte de la Secretaría de Marina, supone el fin de una cadena de mando en la organización criminal del Cártel del Golfo (CDG), que apunta hacia un nuevo liderazgo con sede en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas.

Diferentes versiones apuntan a Mario Armando Ramírez Treviño, alias "X-20″ ó "Pelón", como la nueva cabeza visible del grupo criminal, segundo en importancia en el país, que tiene en su principal negocio el trasiego de drogas -marihuana y cocaína- a los Estados Unidos, a través de la zona fronteriza de Tamaulipas.

Ramírez Treviño, se colocó en la mira de las autoridades de ambos lados de la frontera en septiembre del 2011, días después de la ejecución de Samuel Flores Borrego "Metro 3″, líder del Cártel del Golfo en la zona de Reynosa, muerte atribuida a Juan Mejía González "R-1″, y Rafael Cárdenas Vela "El Junior", ambos integrantes del Cártel del Golfo pertenecientes a los "Rojos" , facción que sostiene una lucha intestina con los "Metros" por el control de la organización.


Versiones sin confirmar mencionan que José Eduardo Costilla Sánchez "El Coss", mantenía el control del grupo de los "Rojos", al tiempo que los "Metros" guardaban lealtad a Osiel Cárdenas Guillén (preso en estados Unidos), quien mantenía el control de las operaciones a través de sus hermanos Antonio Cárdenas "Tony Tormenta" (abatido en noviembre del 2010), y Mario Cárdenas Guillén "El Gordo", detenido por elementos de la Secretaría de Marina el pasado 3 de septiembre en Altamira, Tamaulipas.

"X-20″ asumió el control de la plaza en medio de la lucha hacia el interior del Cártel del Golfo y la pelea que sostienen con el grupo criminal de Los Zetas, por el control de la zona fronteriza entre Tamaulipas y el sur de Texas, que incluye a los municipios de Reynosa, Nuevo Laredo, Miguel Alemán, Matamoros.

Se mantuvo fuera del radar de las autoridades mientras ascendía en la organización. Logró ganarse la confianza de Jaime González Durán "El Hummer", miembro fundador de Los Zetas, cuando este grupo servía como "brazo armado" del Cártel del Golfo. El "Hummer" fue detenido en noviembre del 2008 y actualmente purga una condena de 35 años de prisión en el Penal del Altiplano. Tras la ruptura entre ambas organizaciones, "X-20″ se instaló en las filas del Cártel del Golfo, como número dos a cargo de la plaza de Reynosa.

Al ser nombrado jefe de plaza, pasó a la lista de los criminales más buscados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, quien ofrece 5 millones de dólares por cualquier dato que facilite su captura.

La Procuraduría General de la República ofrece una recompensa de 30 millones de pesos por su captura.
En marzo de este año, La Jornada publicó una nota periodística sobre el rechazo de la Suprema Corte de Justicia de la nación (SCJN) a la resolución de amparo solicitada por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) respecto a la ampliación de 90 a 180 días el término para intervenir las conversaciones telefónicas privadas de Mario Armando Ramírez Treviño, alias "X-20″ ó "Pelón", identificado como un líder del Cártel del Golfo.

El nombre del capo surgió de entre una lista de expedientes de personas sujetas a vigilancia por parte de la dependencia de la Secretaría de Gobernación. El 6 de enero el Cisen pidió al Juez federal la autorización para intervenir el teléfono Nextel de "X-20″, con base en la Ley de Seguridad Nacional.

Al solicitar la ampliación del plazo, la SCJN evidenció por error el nombre de Mario Armando Ramírez Treviño bajo el marco establecido en la Ley de Transparencia y Acceso a la Información, lo que provocó la enérgica protesta del órgano de inteligencia gubernamental, y de paso develó el interés de las autoridades en el ascenso del capo dentro de la banda criminal.
Mario Armando Ramírez Treviño
Mario Armando Ramírez Treviño

¿GUERRA O PACTO?

En Nuevo León, el pasado 29 de agosto un grupo de criminales secuestró y dio muerte a cuatro personas en calles de la colonia Mitras Norte, en la capital regiomontana.

Este hecho formó parte de una escalda violenta que en 48 horas dejó un saldo de 33 personas muertas. Las autoridades atribuyeron a ajustes de cuentas entre bandas la ola sangrienta. Destaca en particular el cuádruple homicidio en Mitras Norte, ya que el grupo de sicarios inscribió un narcomensaje, que a la letra dice: "Comandante X20 presente CDG".

Lo anterior pudo ser un mensaje a las células que operan en la entidad, ante un posible cambio de mandos en la organización. Una semana después fue detenido Mario Cárdenas Guillén "El Gordo".

Reportes periodísticos en ambos lados de la frontera aseguran que la fractura entre "Rojos" y "Metros" se trasladó a las altas esferas del Cártel del Golfo, provocando el rompimiento entre la familia Cárdenas Guillén y José Eduardo Costilla Sánchez "El Coss", y la captura de éste último supondría el fin de la escisión, restableciendo la cadena de mando a través de Mario Armando Ramírez Treviño, alias "X-20″ ó "Pelón".

Los reacomodos dentro del CDG suponen un futuro recrudecimiento de las actividades delictivas entre los grupos criminales, con Los Zetas buscando asumir el control total de Tamaulipas y Nuevo León, y una probable intervención del Cártel de Sinaloa para expandir por medio de sangre y fuego sus operaciones, y establecerse como la principal organización delincuencial en el continente.

Presentan a lider del "C.D.G." (Video)

Posted: 13 Sep 2012 06:36 PM PDT

Presentan a lider del "C.D.G."


“El Coss”, el último líder del cártel del Golfo, parte 1

Posted: 13 Sep 2012 04:49 PM PDT

Con la captura de Jorge Eduardo Costilla Sánchez, El Coss, la Secretaría de la Marina descabezó al cártel del Golfo, a la que considera como la segunda organización criminal más poderosa del país después del cártel de Sinaloa que dirige Joaquín, El Chapo, Guzmán.

Acusado de traicionar a sus antiguos aliados, los hermanos Cárdenas Guillén, El Coss fue detenido la tarde de ayer en la ciudad de Tampico, Tamaulipas, junto con cinco de sus hombres: Miguel Ángel Muñoz Villanueva, El Profe, Servando Antonio Cano Arzola, El Güero, Juan Carlos Castañeda Rodríguez, Jaime Alberto Corona Constante, Corona, y Ernesto Banda Chaires, Campos. Este último era el jefe de plaza de Tampico.

Según la Marina, la detención del último líder del cártel del Golfo fue producto de un "intenso trabajo de inteligencia naval"  y de información obtenida tras la reciente aprehensión de Mario Cárdenas Guillén, El M-1 y/o El Gordo, y de Juan Gabriel Montes Zermeño, Sierra.

Sin embargo, en el comunicado difundido por dicha dependencia se consigna que la detención de El Coss se produjo después de una persecución a sus hombres, es decir, que fue un golpe fortuito.

Dice el parte oficial:

"El aseguramiento de Jorge Eduardo Costilla Sánchez se llevó a cabo aproximadamente a las 18:15 horas del día de ayer (miércoles 12) en un operativo efectuado por alrededor de 30 elementos de Infantería de Marina en la colonia Lomas de Rosales de la ciudad de Tampico, Tamaulipas, en una persecución de un vehículo con hombres armados que ingresaron en un domicilio, donde fue sorprendido El Coss y/o Doble X, sin ofrecer resistencia".

De acuerdo con la Marina, tras la captura de Osiel Cárdenas Guillén y la posterior muerte de Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén, El Coss reforzó su liderazgo en el cártel del Golfo.

Sin embargo, añade que después de la muerte de Samuel Flores Borrego, Metro 3, en septiembre del 2011, El Coss rompió con la familia Cárdenas Guillén, disputándose el manejo de la organización con El Gordo, quien fue detenido el pasado 4 de septiembre.

Sigiloso, dice la Marina, El Coss, superó las divisiones internas y dirigía violentos enfrentamientos en los estados de Tamaulipas y Nuevo León contra sus antiguos aliados de Los Zetas.

Desde marzo de 2009, la Procuraduría General de la República (PGR) ofrecía 30 millones de pesos de recompensa a quien aportara información para dar con el último de los líderes del cártel del Golfo y cabeza de toda una generación.

El Coss se encuentra vinculado en por lo menos dos averiguaciones previas en territorio nacional y enfrenta una orden de arresto por parte del Tribunal Federal del Distrito sur de Texas, división de Brownsville.

Asimismo,  se sabe que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América ofrecía hasta cinco millones de dólares por información que llevara a su captura.

En la casa donde fue detenido, elementos de la Marina aseguraron dos armas largas, cuatro armas cortas, 24 cargadores, 460 cartuchos de diferentes calibres, tres vehículos, así como un lote de joyas.

El comunicado de la Marina refiere también que horas antes de la captura de El Coss, a las nueve de la mañana, elementos de esa corporación detuvieron  en el poblado de Buenavista, municipio de Río Bravo, Tamaulipas, tras un enfrentamiento, a cinco de sus escoltas: José Lugo Torres, El José, Jorge Luis Gutiérrez Quintanilla, El Flaco, Naún Vázquez Loya, El Minitoy, José Felipe Torres, El Felipe, y José Ricardo Amado Álvarez, El Junior.

Todos ellos llevan consigo seis armas largas, más de 3 mil 500 cartuchos útiles de diferentes calibres, casi 140 cargadores, y ocho chalecos balísticos, mismos que fueron decomisados.

Costilla Sánchez y sus cómplices fueron puestos a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), para la integración de la averiguación previa correspondiente.

A continuación se reproduce íntegramente el texto publicado por el semanario Proceso en febrero pasado (número 1840), en el que se hace un perfil del detenido ayer por la Marina Armada de México:

"Sigiloso, Jorge Eduardo Costilla Sánchez, El Coss, ha logrado mantenerse lejos de la "guerra al narcotráfico" de Felipe Calderón y, asentado en Tamaulipas, en la frontera con Estados Unidos, ve cómo se derrumba el clan de los Cárdenas Guillén.

Traiciones y batallas internas acendradas durante el año pasado en el cártel del Golfo (CDG) le han dejado poco a poco el control del grupo que ahora mantiene una alianza con Joaquín El Chapo Guzmán, del cártel de Sinaloa.

Informes de inteligencia de México aportados a este semanario por una fuente a la que se le otorga el beneficio del anonimato por razones de seguridad, y el reporte de la firma estadunidense Stratfor publicado apenas el martes 24 de enero, dan cuenta del fortalecimiento de Costilla Sánchez en su papel de líder del CDG como resultado de la embestida del gobierno de Calderón contra los Cárdenas Guillén. Pero advierten que la disputa no ha terminado.

Sus antiguos aliados acusan a El Coss de traición y de haber entregado a la Marina y al Ejército a los principales miembros y colaboradores de la familia que convirtió al cártel del Golfo en una de las principales organizaciones delictivas del país; logro en el que tuvo un papel crucial la incorporación como brazo armado de desertores de élite del Ejército que dieron vida a Los Zetas.

"Ha comprado la protección del gobierno federal y ha puesto a los Cárdenas Guillén y sus más cercanos colaboradores con la Marina", asegura la fuente.

En varios encuentros con el reportero, explicó que con la caída de Osiel Cárdenas Guillén –detenido en 2003 y extraditado cuatro años más tarde–, el liderazgo del CDG recayó en su hermano Antonio Ezequiel, Tony Tormenta, apoyado por Samuel Flores Borrego, El Metro 3, como segundo en la estructura delictiva y quien se quedó como "jefe de plaza" en Reynosa. En ese esquema, aunque era hombre de confianza de los Cárdenas quedó tercero en el escalafón.

"El Coss traicionó a los Cárdenas Guillén y al Metro 3 con el fin de adueñarse del CDG. Pactó con mandos de la Marina y el Ejército a cambio de que no lo toquen y dejarles, como recompensa, casas con mucha lana", dice. Y advierte que "viene una guerra" por el control de los territorios del CDG.

Costilla Sánchez, quien desde 2008 enfrenta dos procesos penales por narcotráfico en Estados Unidos bajo los alias del Coss, Doble X o Doble Equis, es ahora identificado por sus antiguos aliados como El Judas.

De acuerdo con la versión del testigo, el conflicto comenzó en 2010, cuando Costilla Sánchez buscó un arreglo con Nazario El Chayo González, entonces jefe de La Familia Michoacana. El Coss mandó a su cuñado, Ezequiel Campos Ramos, El Chacho, y a su sobrino, El Pato Campos, a realizar la negociación.

El pacto consistió en que El Chayo –quien fue ejecutado por la Marina en diciembre de ese año en Apatzingán– mandara sicarios a Reynosa a combatir a Los Zetas a cambio de permitirle a La Familia Michoacana el paso de droga por la carretera conocida como la Ribereña. Tony Tormenta y El Metro 3 estuvieron en desacuerdo.

La Ribereña es fundamental en el trasiego de drogas en el noreste de México. Conecta a Reynosa con Nuevo Laredo, a la entrada de Texas, y facilita la movilidad hacia el sur y centro de México. Las comunidades que rodean a municipios como Díaz Ordaz, Miguel Alemán y Camargo, en el trazo de la Ribereña, se han convertido en enclaves de la delincuencia organizada; en particular la zona conocida como Brecha de Lucio, cerca de Díaz Ordaz, camino a Monterrey.

"Metros" y "Rojos"

El desencuentro entre Tony Tormenta y El Coss devino en una  confrontación. Las principales bajas han sido del lado de los Cárdenas Guillén y su entorno. La información entregada al gobierno de Calderón detalla la manera en que Costilla Sánchez se ha fortalecido dentro de la organización delictiva: cuenta con más de mil sicarios y halcones –conocidos como Deltas y Oriones–, jefes operativos que se identifican como R1, R2, R3, etcétera, y jefes de plaza que se nombran Los Metros.

Ha traído hombres de Petén, Alta Verapaz y Cobán, Guatemala, que le sirven de sicarios y cocineros para desaparecer contrarios. Pero sobre todo, indica, cuenta con la colaboración de las Fuerzas Armadas, en especial la Marina, para deshacerse de los Cárdenas Guillén.

En uno de los encuentros, el testigo refirió que en agosto pasado El Coss habría entregado 30 millones de pesos, el equivalente a un mes de pago a su estructura criminal, para que la Marina y el Ejército hicieran recorridos simulados y sus tropas evitaran pasar por los sitios donde se cruza la droga al otro lado del Río Bravo.

Según esta versión, el supuesto pago fue también para que se informara al Coss sobre los operativos de soldados y marinos para evitar que sus hombres se toparan con ellos. Cuando se hizo ese pago, añade el testigo, por los aparatos de radiotelecomunicación que provee la propia organización se escuchaba la inconformidad de los sicarios porque ese mes no recibieron su pago. Como consecuencia, se incrementaron los asaltos y levantones en la región.

Pagos de ese tipo permiten al capo moverse por Matamoros sin que nadie le haga nada, según la información aportada por el testigo. En esa ciudad, El Coss fue policía ministerial.

La misma versión indica que Costilla Sánchez "fue quien puso" a Tony Tormenta con las fuerzas especiales de la Infantería de Marina, en noviembre de 2010. En Tamaulipas, esa fuerza opera como personal civil bajo el mando de un capitán al que la información identifica como Talamantes o Sierra. En un operativo, estos elementos son los primeros en entrar, seguidos de los marinos uniformados.

Según esa versión, la Marina no actuó sola en la operación en la que murió Tony Tormenta. Junto con sicarios del Coss, los infantes de Marina atacaron la casa del entonces líder en Matamoros. El enfrentamiento duró varias horas. Precisa que uno de los escoltas de Ezequiel Cárdenas, Antonio Fuentes, El Tyson, fue detenido vivo y apareció asfixiado y con cuatro tiros, como si hubiera caído en el enfrentamiento.

"Después vino el botín por parte de la Marina y los sicarios de Costilla Sánchez". Detalla que un sobrino de Chacho Campos, el expolicía León Campos, presumió que ese día se quedó con dos escorpiones de diamantes que habían sido de Tony Tormenta. Tres días antes de la ejecución de Tony Tormenta, cayó en manos de Talamantes o Sierra otro colaborador de Ezequiel identificado como El 5.

Casi un año después, el 3 de septiembre de 2011, fue asesinado El Metro 3, el segundo al mando después de Tony Tormenta y "jefe de plaza" del CDG en Reynosa.  El Ejército y la PGR informaron que "se encontraron" el cuerpo de Samuel Flores Borrego en el kilómetro 21 de la carretera Reynosa-Monterrey. Junto con el jefe delictivo estaba el cadáver de Eloy Lerma García, agente de la Policía Ministerial de Tamaulipas.

La siguiente baja del clan Cárdenas fue la de Ezequiel Cárdenas Rivera, El Junior, hijo de Tony Tormenta, así como de antiguos responsables en las operaciones del CDG. Ocurrió el 25 de noviembre pasado, durante una fiesta en una casa de la calle Álvaro Obregón, de Matamoros. La Marina informó que la detención de Cárdenas Rivera, de 23 años, fue gracias a "una denuncia ciudadana".

Junto con El Junior fueron detenidos José de Jesús García Hernández, El Chuy, supuesto "jefe de plaza" en Matamoros; René Alberto Munguía Elizondo, El Amable; Javier Enrique Farías García, El Contador, supuesto responsable financiero del CDG, y Erasmo García Galván, El Checo, probable responsable del tráfico de drogas a Estados Unidos.

Además, dice esa información, El Coss ha logrado quedarse con el control de Reynosa, apoyado en un jefe al que la información identifica como Águila y el Comandante Lino. El primero fue asignado a ese municipio luego de que El Metro 3, que lideraba una gran fuerza que se desplazaba en más de 100 camionetas, sacó del municipio al entonces responsable de Los Zetas en la zona, Carlos Alberto Oliva Castillo, La Rana, luego de la ruptura de éstos con el CDG, a principios de 2010.

En octubre pasado, Oliva fue detenido por el Ejército en Saltillo Coahuila, acusado de ser uno de los principales liderazgos regionales de Los Zetas y uno de los responsables del incendio del casino Royale, en Monterrey, en agosto de 2011, y en el que murieron 52 personas.

“El Coss” fue detenido gracias a la captura de sus escoltas: Semar

Posted: 13 Sep 2012 03:48 PM PDT

El líder del cártel del Golfo, José Eduardo Costilla Sánchez, fue detenido gracias a la captura de sus cinco escoltas, explicó esta mañana José Luis Vergara, vocero de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar).

La captura del capo Mario Alberto Cárdenas Guillén, ocurrida la semana pasada, también llevó a la detención de Costilla Sánchez, "El Coss", aclaró el vocero.

Esta mañana, Costilla Sánchez fue presentado ante los medios de comunicación. Los reporteros le formularon varias preguntas, incluida si tenía información sobre el asesinato del candidato al gobierno de Tamaulipas Rodolfo Torre Cantú, ocurrido en 2010. "El Coss" evitó las respuestas y se mantuvo en silencio.

Vergara detalló que la captura del líder del Cártel del Golfo ocurrió después de una persecución en la comunidad de Buenavista, Río Bravo, Tamaulipas, en la que fueron detenidos los guardaespaldas del capo: José Lugo Torres, "El José", Jorge Luis Gutiérrez Quintanilla, "El Flaco", Naún Vázquez Loya, "El Minitoi", José Felipe Torres, "El Felipe", y José Ricardo Amado Álvarez, "El Junior".

Costilla Sánchez asumió el liderazgo del cártel del Golfo después de la muerte de Antonio Ezequiel Cárdenas, "Tony Tormenta".


Monterrey muere de noche, Zetas Vs Golfos

Posted: 13 Sep 2012 03:45 PM PDT

La vida nocturna en Monterrey agoniza. Bares, cafés, discotecas y antros de desnudistas han ido cerrando sus puertas uno a uno a partir de una serie de ataques en su contra de la delincuencia organizada. Las autoridades nuevoleonesas dan una explicación: Los Zetas y el Cártel del Golfo se disputan a tiros esos sitios para convertirlos en puntos de venta de su mercancía. Las autoridades ya dieron la explicación del fenómeno; ahora sólo falta que solucionen el problema.

MONTERREY, NL.- El Barrio Antiguo, tradicional espacio donde los jóvenes regiomontanos solían divertirse, está acabado. Murió por las presiones del crimen organizado que impuso la venta de droga en los antros y desató la violencia.

Ahora también agoniza la zona de tolerancia: las bandas criminales ahuyentaron a los noctámbulos que acudían al centro de Monterrey, a las avenidas Madero y Villagrán, núcleo de los bares y table dances que languidecen entre balaceras.

Muchos han cerrado después de ataques recientes, como el del bar Matehuala, en agosto, que dejó nueve muertos.

Según el gobierno de Nuevo León el incremento de la violencia en la entidad obedece a una pugna entre Los Zetas y el Cártel del Golfo. Jorge Domene Zambrano, vocero de seguridad estatal, informó además que acaban de llegar a Monterrey refuerzos del Cártel del Golfo, lo que ocasionó el incremento de ataques a los antros en semanas recientes.

Si bien los operativos conjuntos estatales y federales han resultado en las capturas de algunos de los autores de los ataques a esos establecimientos, el daño a la vida nocturna parece irreversible en el corto plazo.
Silencio en Madero
La calzada Madero es el corredor de los table dances de Monterrey. La clientela que en meses anteriores desbordaba esos sitios ahora ya no los visita.

El hecho de que los policías federales envidos a Monterrey tomaran el hotel Plaza del Arco Express como dormitorio Tal vez contribuyó a inhibir a los antreros. El lugar, en Madero y Méndez, está cerca de todos los table dances de la zona.

Sobre la calle Colón está la Central de Autobuses. A partir de ahí corre hacia el sur la calle Villagrán, una de las más sórdidas de Monterrey y que luego del aumento de la violencia es un corredor muerto.

En Villagrán y Carlos Salazar queda el recuerdo del Sabino Gordo, donde el 8 de julio de 2011 un comando ametralló a empleados y clientes. Hubo 21 muertos.

Después del ataque al Sabino Gordo la zona roja de Monterrey fue asediada por operativos del ayuntamiento. En agosto de 2011 uno de ellos resultó en la clausura de 25 negocios por violaciones al reglamento.

El pasado 29 de agosto Domene explicó el incremento de acciones criminales sobre los giros negros.

"Desde hace algunas semanas se había detectado la incursión de algún grupo del Cártel del Golfo en la entidad y esto ha sido lo que ha estado disparando el tema de la violencia. Los ataques a los bares han sido perpetrados por este grupo en contra del rival".

Agregó que en 24 horas hubo igual número de ejecutados en la entidad y explicó que a raíz del nuevo embate de los gatilleros se modificó la estrategia de las autoridades. "La manifestación de estas 24 horas deja en claro que no hay un lugar en específico donde se haya manifestado (la violencia), como los ataques a los bares lo fueron en su momento".

Añadió que tras la sorpresa inicial que significaron las embestidas a los bares, la fuerza pública hizo ajustes y la violencia disminuyó, pero pese al recrudecimiento de los ataques no se lanzó una alerta para dejar de acudir a los antros.

En el municipio de Monterrey están vigentes 6 mil 790 permisos para depósitos, tiendas de autoservicio y restaurantes. A partir de 2009 se han revocado mil 179 licencias y 360 establecimientos fueron clausurados por violaciones diversas. Y según el Departamento de Alcoholes hay menos de 200 permisos para giros negros, como los table dances.

Los ataques a los establecimientos nocturnos arreciaron en los últimos años. El del Café Iguana decretó la muerte del Barrio Antiguo. Ese establecimiento era el favorito de los jóvenes que, sin embargo, ya habían comenzado a alejarse ahuyentados por los asaltos. La madrugada del 22 de mayo de 2011, a las puertas del antro fueron asesinadas cuatro personas; cinco más resultaron heridas.

El Ibex, antro de rock duro, cerró en 2011. Una fuente que conoce el caso cuenta que al dueño lo presionaron para que vendiera drogas ahí. Él simplemente decidió cerrar.

Ha habido muchos intentos de rescatar esa zona. Pero han sido infructuosos. Según el Departamento de Alcoholes de Monterrey en el Barrio Antiguo hasta 2007 había 80 antros registrados. Hoy hay 14.

Los negocios locales, sin embargo, buscan sobrevivir y le quieren dar un giro a la zona: En vez de diversión nocturna ahora ofrecen esparcimiento familiar.
Balas en los antros
En la mayoría de los ataques a los antros el móvil ha sido la disputa por puntos de venta de droga, según Domene.

El 20 de noviembre de 2011 en el bar La Afición una mesera fue asesinada y su esposo, el cajero, fue herido cuando pistoleros entraron al lugar y les dispararon.

Y los ataques siguieron. Una persona murió y por lo menos cuatro resultaron heridas durante el ataque simultáneo a dos bares la noche del pasado 7 de febrero. A las 20:00 horas desconocidos llegaron al bar La Paloma y ametrallaron a la clientela. Hubo un muerto. Simultáneamente fue atacado el bar Rooster frente al Tecnológico de Monterrey. Los agresores dispararon desde el exterior y sólo causaron daños a la fachada.

El 16 de febrero desconocidos entraron al Sarajuana, asesinaron a un mesero y le prendieron fuego al lugar. Ese mismo día fue asesinada una policía que estaba afuera del clausurado Casino Red.

En el table dance Woman, el 10 de marzo sicarios arrojaron granadas a la puerta del lugar y después ametrallaron la fachada con saldo de dos clientes muertos. Cinco días después otro ataque con granadas provocó la muerte de un músico en el New Excellence.

Tres personas murieron y cinco más resultaron heridas la noche del 25 de abril pasado cuando un comando disparó contra la clientela del Bar Flamingos.

El 2 de agosto hombres armados dispararon contra la fachada del bar Internacional. Uno de los pistoleros entró al lugar y mató a un mesero. El antro ya había sido ametrallado el 1 de julio de 2011 y el 11 de mayo de 2010 ejecutaron en la puerta el encargado de seguridad identificado como Arnoldo Rodríguez.

El 8 de agosto tres hombres fueron asesinados afuera del bar Makiavelo y el 13 de agosto un comando perpetró la matanza en el Matehuala. El sábado 25 de agosto fueron asesinadas dos personas en el bar Full.

La Procuraduría de Nuevo León presentó el 31 de agosto a 15 zetas, entre ellos cinco mujeres, arraigados por vender droga en bares de la localidad y a quienes se les investiga por su relación con 11 homicidios y dos secuestros. Entre los detenidos había un menor de edad: Roel Alejandro, El Roel.

Tres de las detenidas confesaron que alternaban su oficio de prostitutas con la venta de droga y el halconeo. Los detenidos secuestraban a personas que vendían droga para la mafia rival y las mataban.

Finalmente el pasado domingo 2 la Secretaría de Seguridad Pública municipal informó acerca de la captura de David Rosales Guzmán, Comandante Diablo, jefe del Cártel del Golfo en Monterrey a quien se le atribuyen los homicidios múltiples en los bares Matehuala, Jarros 2, la Eternidad, Makiavelo y Azul Tequila.

Sin embargo los ataques a estos dos últimos lugares habían sido señalados por el gobierno estatal como de autoría de Los Zetas.

Identifican a ocho de los 16 ejecutados en Coyuca de Catalán, Guerrero

Posted: 13 Sep 2012 03:40 PM PDT

Ocho de los 16 cuerpos encontrados el lunes en la cabecera de Coyuca de Catalán fueron identificados la tarde de este martes, informó la Procuraduría de Justicia del estado (PGJE).

Las víctimas eran originarias de las cabeceras municipales de Arcelia y Copalillo, en las regiones de Tierra Caliente y Norte respectivamente, en contradicción con las declaraciones del gobernador del estado que aseguró a horas de los hechos que las víctimas eran originarias de Michoacán y habían fallecido en un enfrentamiento.

El reconocimiento se llevó a cabo por la tarde en el Servicio Médico Forense (Semefo) de la ciudad de Iguala.

Ahí las víctimas fueron identificadas como Gregorio Martínez Abarca de 49 años, su hijo Juan Pablo Martínez Martínez de 22 años, y Porfirio García Gómez de 61 años, mecánico, los tres vecinos de la cabecera municipal de Arcelia, los dos primeros de la colonia Emperador Cuauhtémoc y el último de ellos de la colonia Reforma Lázaro Cárdenas, "quienes se encontraban privados de su libertad desde el pasado 16 de agosto, sin que sus familiares presentaran la denuncia correspondiente", se leyó en el boletín emitido por la PGJE.

También fueron identificados Antonio Palacios Rosas de 20 años, Margarito Rosas Juárez de 48, Jorge Morales Jiménez de 28, Lázaro Muñoz Nava de 25 y un menor de dieciséis años del que no se proporcionó el nombre, todos originarios de la cabecera municipal de Copalillo, en los límites de la región Norte del estado con Morelos, y de oficio artesanos.

La persona que reconoció a su hijo y sus 4 compañeros, dijo que "los cinco varones eran vecinos de la cabecera municipal de Copalillo, ubicado en la zona Norte del estado y que se dedicaban a la elaboración y venta de hamacas, agregó que la última comunicación que tuvo con su hijo (Antonio Palacios Rosas) fue el miércoles 5 de septiembre cerca de las 20:30 horas, cuando le dijo que ya venían de regreso desde Apatzingan, Michoacán; en un taxi sin que llegaran a su destino", se lee en el comunicado.

Con esto se descarta la información preliminar que dio el gobernador Ángel Aguirre Rivero de que los muertos eran de Michoacán y habían fallecido en un enfrentamiento.

Aún restan por identificar los otros 8 cuerpos, que se encuentran en calidad de desconocidos y en espera de ser reclamados en las instalaciones del Semefo de Iguala.








--
Publicado por Pako para Noticias Mexicanas el 9/14/2012 03:46:00 a.m.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada